La Justicia comprobó que la acusada era víctima de violencia de género. Está con prisión domiciliaria enMendoza porque tiene cáncer. 


Un fiscal mendocino pidió este miércoles que se le atenúe la pena a una mujer que es sometida a un juicio por jurados por el crimen de su marido, cometido en junio de 2018 en Godoy Cruz, al considerar que era víctima de violencia de género por parte de él, informaron fuentes judiciales. En tanto, la defensa de la acusada pide la absolución. 

El planteo fue realizado durante los alegatos por el fiscal Fernando Guzzo, quien pidió una pena menor para Claudia Jaquelina Cortez (49) al considerar que el crimen de Carlos Ernesto Pelayes (48) se cometió bajo una “circunstancia extraordinaria”, dado que fue comprobado que ella sufría violencia de género. 

Cortez  está imputada por “homicidio agravado por el vínculo bajo circunstancias extraordinarias de atenuación“, lo que contempla una pena de 8 a 25 años de prisión. 

“Estoy acá por tantas mujeres que están muertas por no haberse defendido”, aseguró la acusada.

Tras las exposiciones de las partes, los 12 integrantes del jurado popular pasarán a deliberar para dar a conocer su decisión.

La acusada de homicidio se encuentra actualmente bajo arresto domiciliario, ya que está enferma de cáncer.

Cortez llegó al debate acusada del homicidio calificado por el vínculo de su marido y padre de sus hijos, quien murió al recibir un puntazo en el pecho.

La defensa de la mujer siempre sostuvo que la puñalada que Cortéz le aplicó a Pelayes fue para defenderse cuando era atacada.

Según declararon durante el debate los hermanos de la acusada, la mujer siempre fue maltratada por su marido, quien consumía drogas y alcohol, no trabajaba y delinquía.






Comentarios