Le ganó a Vélez Sarsfield por 1 a 0, gracias al gol de Alejandro Puga a cinco minutos del cierre del encuentro.


Por la quinta fecha del Torneo de la Liga Riojana, San Francisco le ganó por la mínima diferencia a Vélez, en el clásico de la “zona oeste”. En el cierre de la jornada en el estadio de Vargas, el único gol lo marcó el mediocampista Alejandro Puga.

El clásico se jugó ante un buen marco de publico de ambos equipos, donde el partido prometía tener muchas situaciones de gol. El campo de juego, estaba impecable y un buen dispositivo de seguridad alrededor y en el interior del estadio tenía las garantías para que el encuentro se desarrolle normalmente. Pero los únicos que fallaron fueron los jugadores de ambos equipos.

En el primer tiempo, San Francisco y Vélez aburrieron a todos los presentes, porque no demostraron nada en el campo de juego, con muchas impresiones, de los volantes de creación de los dos equipos.

Sobre los últimos 15 minutos de la primera etapa, agarró la pelota San Francisco y tuvo intenciones de lastimar Vélez, que esperó más atrás en el terreno. Pero no hubo llegadas claras y se fueron al descanso en cero.

En el segundo tiempo, ambos se animaron un poco más, pero no tuvieron claridad y se corrió más de lo que se jugó. A los 15 munutos, San Francisco tuvo la más clara, a partir de una falta en la puerta del área sobre Rubén Rojas, el delantero que entró muy bien en el ataque del “santo” y complicó siempre. El tiro libre de alto riesgo fue ejecutado por el experimentado zaguero central Abel Alé, donde su tiro se estrelló en el palo.

El peligro habia pasado y Vélez fue a buscar la apertura del marcador, pero cayó en lo mismo del primer tiempo: con pelotazos para su único delantero, Leonardo Alvarez, que fue bien controlado por los defensores de San Francisco.

El paso de los minutos hizo notar el desgaste físico en ambos equipos que se cuidaban al máximo en no cometer errores. A los 30 minutos, se fue expuelsado Abelardo Heredia, por doble amonestación en San Francisco, y ésta perdida del “santo”, hizo que Vélez se anime y vaya en busca de los tres puntos. Así metió a su rival en su campo y tuvo algunas llegadas que no inquietaron al arquero Brian Verazay. Mientras esto sucedia en el campo de juego, todas la miradas se fueron con las hinchadas de ambos equipos que desplegaron un show imperdible. Pero a los 40 minutos, cuando todo indicaba que el clásico se iba con el empate en cero, apareció un ataque por derecha de San Francisco, con un desborde de Rubén Rojas, que envió un centro pasado y encontró a Alejandro Puga, que metió un zurdazo cruzado que se clavó en en el segundo palo del arquero Leonel Toledo.

Vélez salió con todo a buscar el empate, pero ya era tarde, y el tiempo no le alcanzó. San Francisco se quedó con la primera victoria en el torneo y lo hizo con nueve hombres, por la expulsion de Alejandro Puga sobre el final del partido. No le sobró nada pero se quedó con todo el festejo de La Quebrada.






Comentarios