El hombre fue engañado y al abrir la puerta, los ladrones aprovecharon para entrar y maltratarlo. 


El hecho sucedió en la mañana del viernes en la ciudad de La Plata, cuando un hombre que vive en la zona de 13 y 75 abrió la puerta de su casa para recibir a quien iba a arreglar un problema, pero lo engañaron y eran ladrones. 

Se trata de Pablo Zoffoli, un jubilado que contó a El Día, que el engaño efectivamente fue muy creíble, ya que los hombres estaban caracterizados como personas de una empresa de cable. 

“Me dieron varios culetazos y me pegaban constantemente. Les dije que me soltaran que me iban a matar”, relató el hombre conmocionado por lo que había vivido. 

Así fue que para el dueño de casa, el robo se trató de “una batida”, ya que hace poco tiempo hizo unos arreglos en su casa que pagó con moneda extranjera producto de unos ahorros. “Me pedían plata, me decían ‘vos pagaste en euros’. Es decir, que sabían de mi pasado. 

Ante esto el hombre les dio unos 400 euros que le habían quedado de su jubilación: “Yo les decía que no tenía más, que esos arreglos los había hecho con unos ahorros”. 






Comentarios