La madre del menor pidió el alta voluntaria, mientras que el padre biológico que fugó al enterarse que el asesino de su hijo sería internado en el mismo hospital.


Los padres de Ciro Peñalba, el niño de 10 años asesinado en Tolosa de 16 puñaladas por su padrastro, recibieron el alta y deberán presentarse a declarar en los próximos días. 

Soledad Andrea Marcos, madre del pequeño, fue herida por Juan Cruz Chirino cuando este se atrincheró por casi nueve horas en la casa de calle 116, entre 529 y 530. Una bala le rosó la cara y el martes por la noche recibió el alta voluntaria en el Hospital San Martín.

El personal del hospital le recomendó permanecer internada unas horas más por el cuadro psicológico que presenta ante semejante tragedia, pero esta pidió irse del centro de salud. “El protocolo dice que debería quedarse 24 horas más y el sector de Salud mental le aconsejó eso, ella decidió irse“, explicó el director del hospital, Alberto Urban.

Por su parte el padre biológico de Ciro, estába internado por protagonizar un choque al intantar ir a rescatar al menor. Se trata de Ángel David Peñalba, que fue alertado por Chirino pero no pudo hacer nada porque terminó internado. 

El hombre de 32 años presentaba heridas y traumatismo de cráneo leve. Se fue del hospital de Gonnet al enterarse que a ese centro asistencial iba a ingresar el asesino de su hijo tras pegarse un tiro.

No obstante, la jefa del servicio de Emergencia del Hospital de Gonnet, Sandra Arone, dijo a Télam que Peñalba no recibió el alta sino que se fugó cuando se enteró ayer a la tarde de que el asesino de su hijo, Juan Carlos Chirino (27), estaba por ingresar allí, por lo que se debió realizar una denuncia.

Además, fuentes judiciales señalaron que ambos serán llamados a declarar en los próximos días, cuando estén en condiciones psicológicas para hacerlo.






Comentarios