El gran gesto del tenista dejó asombrados a todos los platenses. 


Se trata de Nicolás Avalo, un joven que se encontraba sobre la ruta 3 a la altura de Las Flores, cuando buscaba que alguien lo acercara un par de kilómetros hasta su casa de Olavarría, y la suerte estuvo de su lado ya que se encontró con el mejor conductor que le podría haber tocado: ¡Del Potro!

Nicolás trabaja en el Servicio Penitenciario Bonaerensey después de hacer un curso en La Plata tenía que volver a su casa para pasar el fin de semana. Pero cuando fue a la terminal de ómnibus, ya no había pasajes. Fue así que tomó otro micro que lo acercó hasta la localidad de Las Flores. En ese lugar es donde decidió hacer dedo para llegar hasta su casa.

“No lo podía creer. Lo primero que hice fue decirle ‘gracias’ y sacarme una foto. Quedé sorprendido pero también estaba muy contento por conocer a un ídolo del tenis”, contó el chico.

El viaje que transitaron juntos duró 20 minutos, suficiente como para charlar con el tenista. De hecho, el joven contó que Juan Martín Del Potro le contó que estaba con  la lesión en la rodilla y también hablaron del trabajo. 

“En un momento se pasó para el asiento de atrás, se ve que estaba dolorido y no podía manejar. Es un tipo muy sencillo, muy macanudo. Un viaje inolvidable que queda para la historia”, concluyó el joven.






Comentarios