Ambos menores encontraron un arma casera en la habitación en la que estaban jugando. 


Conmoción en la localidad Abasto. Un nene de 8 años murió tras recibir un disparo que realizó su propia hermana mientras jugaban en su casa. El mejor murió en el acto y están a cargo de la investigación la UFI 2. 

Los menores estaban jugando en el dormitorio de su casa ubicada cerca de la Ruta 2, a la altura de kilómetro 45. En medio de las travesuras encontraron un arma de fabricación casera y la comenzaron a manipular, según informa Diario Hoy.

De un momento a otro un estruendo silenció la algarabía que había en el cuarto. Al parecer los hermanos forcejearon para ver quien agarraba el arma y gatillaron por accidente. El disparo impactó en el rostro del nene de 8 años identificado como Brain Mamaniez y provocó que muera al instante. 

La primera en percatarse de lo ocurrido fue la madre, que al escuchar el disparo se acercó a la habitación pero no pudo hacer nada y los médicos de la ambulancia constataron la muerte del pequeño. Al lugar llegó personal de la Jefatura Departamental, a cargo de Javier Martínez, de la DDI y la Comisaría Séptima.

Los peritos analizaron la escena del crimen y la UFI 2 investiga la secuencia trágica que fue caratulada como “averiguación de causales de muerte”.




Comentarios