Iniciarán las obras del monumento histórico nacional la semana que viene.


El monumento histórico nacional La Casa del Marqués de Yavi, en la puna jujeña, será restaurado como parte de un proyecto que pretende renovar la estructura edilicia para la puesta en valor del atractivo turístico con historia desde 1708.

Yavi se ubica a una altitud de 3516 m.s.n.m., distante a 305 kilómetros de San Salvador de Jujuy y a unos 16 kilómetros de La Quiaca.

La directora Provincial de Patrimonio, Valentina Millón, indicó que las obras iniciarán la próxima semana tras el reciente desembolso de más de un millón de pesos para concretar una primera etapa de obras, gestionados ante la Comisión Nacional de Monumentos.

“Antes de septiembre pretendemos culminar la primera etapa, avanzando en la consolidación estructural y la renovación de la cubierta”, explicó Millón. Inicialmente se trabajará sobre las salas que están separadas del museo, teniendo en cuenta que se está en plena temporada turística.

Además la intención es avanzar con un proyecto de iluminación del interior del lugar, y con el armado de un guion histórico y científico renovado.

“Lo que buscamos es reactivar la actividad turística en el marco de este museo que puede ser más interesante de lo que ya es en conjunto con la iglesia, que también fue declarada Monumento Histórico Nacional“, resumió Millón.

La Casa del Marqués fue durante todo el siglo XVIII centro de un gran dominio de características feudales y junto a la iglesia constituyen el núcleo original del actual pueblo de Yavi.

Su importancia estaba dada por la ubicación estratégica, a la vera del principal camino terrestre que comunicaba el Río de la Plata con el Alto Perú.

La estructura se despliega alrededor de un patio cuadrado donde se ubican distintas habitaciones, construcción con características coloniales, muros lisos, tanto hacia el interior como hacia la fachada, sin ornamentos más que un arco en sobre relieve que enmarca el ingreso principal de doble hoja.

El sitio alberga elementos de altísimo valor artístico e histórico, tales como pinturas, imágenes, muebles y libros, entre otros.

“Más allá de ser un edificio emblemático en lo que es la arquitectura en tierra, resguarda mucho de la historia de nuestra independencia. Además fue el único marquesado en territorio argentino, que se extendió por cuatro generaciones hasta que dejó de existir el título”, destacó Millón.


En esta nota:

Otras Jujuy Turismo




Comentarios