La ANMAT ordenó el retiro preventivo del mercado de lotes específicos de valsartán


El Colegio Farmacéutico de Jujuy emitió una alerta en función de una medida dictada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), que ordenó el retiro preventivo del mercado de una serie de lotes específicos de un conocido antihipertensivo, denominado valsartán, por una sospecha de posible contaminación con un agente cancerígeno.

El valsartán es una droga ampliamente utilizada para el tratamiento de la hipertensión arterial y la enfermedad cardiovascular. La ANMAT publicó un listado con cuáles son las presentaciones y lotes afectados.

La Agencia Europea de medicamentos fue la primera en advertir los problemas con el valsartán, señaló la entidad jujeña, que citó expresiones del presidente de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), Jorge Tartaglione, que manifestó: “No se trata de alarmar a la población sino de llevar información clara y exacta para que los pacientes no interrumpan el tratamiento hasta que su médico indique el reemplazo de la droga en aquellos casos que sea necesario”.

De acuerdo al informe del Colegio Farmacéutico de Jujuy, Las marcas comprendidas por la orden de retiro preventivo lanzada por la ANMAT son Hiperval (Richmond), Simultán (Dr. Lazar), Nicorvas (Temis Lostaló), Sarval y Disarval (Baliarda), Corosan (Elea Phoenix), Medicoran (Laboratorio Internacional Argentino) y Alpertan y Noster (Monte Verde).

Jorge Tartaglione, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA).

La medida alcanza a más de cien lotes producidos por estos siete laboratorios, todos con este principio activo elaborado por el fabricante Zhejiang Huahai Pharmaceutical Co. Ltd, de China, que está sospechado de contaminación.

La ANMAT aclaró que “el principio activo valsartán no se encuentra cuestionado como antihipertensivo y para la insuficiencia cardíaca, sino que el problema se limita a la materia prima proveniente del mencionado fabricante, luego de que se detectara en el proceso de elaboración una impureza potencialmente citotóxica”.

La FDA explicó que se debe a “una impureza, la N-N-nitrosodimetilamina (NDMA), que fue encontrada en estos productos. De todas maneras, no todos los productos que contienen valsartán deben ser suspendidos. El NDMA está clasificado como un probable carcinogénico (una sustancia que podría causar cáncer) basado en los resultados de tests de laboratorio. La presencia de NDMA era inesperada y se piensa que está relacionada con cambios en la forma en que se fabricó la sustancia activa”.

En este sentido, la ANMAT sugirió a los pacientes que están tomando alguna de las marcas y lotes cuestionados de valsartán que no suspendan los tratamientos sin consultar a su médico y/o farmacéutico.

“La suspensión del mismo puede generar consecuencias mayores para su salud y el profesional médico es el indicado para evaluar la alternativa adecuada para cada caso particular y tratamiento”, advirtió el organismo, que puso a disposición de los pacientes la línea ANMAT Responde (0800-333-1234) de lunes a viernes de 8:00 a 20:00 y los sábados y domingos de 10:00 a 18:00, además del mail responde@anmat.gov.ar.

En el mismo sentido se manifestó la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), al expresar en un comunicado que es “necesario advertir que aquellos pacientes que se encuentran tomando algún medicamento que contenga valsartán no deben suspender la toma hasta tanto consulten a su médico, pues las consecuencias de hacerlo sin la debida indicación implican un alto riesgo”.

El presidente de la FCA puso en relieve que el valsartán no se encuentra cuestionado como tratamiento antihipertensivo y para la insuficiencia cardíaca, sino que el problema se limita a la materia prima proveniente del mencionado fabricante, explicó Tartaglione.



Comentarios