Separada de sus niños, María Laura Domínguez busca el apoyo de los jujeños y de la justicia para reencontrarse con sus dos pequeños


En la plaza Belgrano se realizó una conferencia de prensa organizada por el colectivo de mujeres que acompaña a la psicóloga jujeña María Laura Domínguez en la angustiante situación que viven ella y sus hijos.

Separada y después de denunciar en Córdoba, donde residían, a su expareja por amenazas de muerte, Domínguez decidió volver a su provincia, teniendo la necesidad de salir del entorno violento donde vivía junto a sus hijos, según su propio relato.

Ante esto, el hombre realizó una denuncia en la justicia cordobesa, que ordenó mediante un exhorto que los dos hijos de María Laura Domínguez sean trasladados a la ciudad de Río Cuarto “de regreso con un hombre que está denunciado por violencia de género”, indicaron las referentes del colectivo de mujeres.

A Germán Giordano, el exesposo de Domínguez, la justicia le impuso una medida perimetral que establece que no puede acercarse a María Laura a menos de 300 metros.

El hombre, oriundo de la provincia de Córdoba, acumula en su contra numerosas denuncias por reiteradas amenazas de muerte. No obstante, la justicia cordobesa ordenó que los menores sean restituidos al padre.

De acuerdo a lo manifestado en el encuentro con la prensa este lunes, los niños y su madre llevan tiempo sin verse porque “Giordano le prohibió a sus hijos todo tipo de vínculo” con Domínguez, quien busca la forma de traer de regreso a sus hijos a Jujuy mientras trata de conservar su trabajo en Jujuy, que es única fuente de ingresos y sustento para ella y sus hijos.

Vía Jujuy tuvo acceso a la historia de María Laura Domínguez, quien con voz propia pide a los jujeños su apoyo y a la justicia de la provincia de Córdoba la posibilidad de volver a sus hijos.  




Comentarios