El gobernador Morales visitó la planta de producción de carbonato de litio del proyectto "Cauchari-Olaroz", que recibirá una inversión de US$ 180 millones


Después que se sellara en San Salvador de Jujuy un nuevo plan de inversiones por unos 180 millones de dólares en el proyecto de producción de carbonato de litio “Cauchari-Olaroz” situado en la Puna jujeña, la empresa Sales de Jujuy recibió en el propio yacimiento la visita del gobernador Gerardo Morales, acompañado por una comitiva de funcionarios y un grupo de periodistas invitados a observar la envergadura que ha alcanzado el emprendimiento.

Ubicada a unos 300 kilómetros de la capital provincial y casi 4.000 metros sobre el nivel del mar, la planta de producción de carbonato de litio fue más que apropiado escenario para que los principales ejecutivos de la compañía minera Exar anunciaran la finalización del financiamiento de la Etapa 2 del proyecto, que en el marco de una nueva asociación de Lithium Americas con Ganfeng Lithium recibirá una inversión de 180 millones de dólares.

Profesionales y técnicos a cargo de la planta, junto al gobernador Morales y su comitiva.

Ello permitirá encarar un ambicioso plan de ampliación que comprende una superficie de 1.000 hectáreas, con nueve pozos nuevos y una extracción a más de 1.000 metros de profundidad, lo que llevará a alcanzar un volumen de producción de 42.000 toneladas de carbonato de litio en 2021.

En ese contexto Morales felicitó a la minera por su decisión de invertir, “aún en momentos financieros complicados del país”, lo que permitirá ampliar la producción de “17.500 toneladas de carbonato de litio a las 42.000 toneladas para 2021”.

La inversión conseguida por la minera mediante un crédito internacional a una tasa del 4%, “nos hace pensar que todo se puede”, refirió el mandatario, para entonces renovar el compromiso del Gobierno provincial para “sostener el proyecto del litio, y la decisión estratégica de conseguir más calidad, en una industria muy exigente en el mundo, y alta en tecnología”.

Las grandes extensiones de salmueras que alimentan la planta donde se obtiene carbonato de litio.

“Sabemos que están exportando a Europa, Estados Unidos y Asia, trabajando con la mentalidad abierta al mundo y eso es lo que queremos, la inserción de Jujuy, los productos y el agregado de valor, de lo que tenemos que estar orgullosos”, señaló.

También expresó su satisfacción por cuanto dan impulso al proyecto “muchos jujeños”, entre los que “están los integrantes de las distintas comunidades” aborígenes de la región, y en esto citó por ejemplo haber conocido “en el Centro de Monitoreo a Jorge Mamaní, donde verifica la calidad del producto y de todos los procesos productivos. Jorge es de aquí, de Puesto Sey, como muchos otros trabajadores de las distintas comunidades”, subrayó.

Volviendo sobre los anuncios formulados por los directivos de Sales de Jujuy,  Morales puso en relieve que en los próximos años “habrá una mayor demanda de baterías de litio y un mayor auge en el cambio de la matriz energética global, que viene de la mano de cambio del transporte en el mundo”, lo que encontrará a la provincia de Jujuy posicionada como principal productora del recurso a nivel regional, aseveró.




Comentarios