Los ladrones ingresaron sin percanses, se vistieron con ropa de una de las victimas, comieron, bebieron y hasta defecaron en el piso.


Durante la madrugada de este viernes una comerciante de Eldorado se convirtió en victima del robo de su vivienda. Segun la denuncia, los ladrones entraron a la casa sin que ella -ni su hijo- se enteraran hasta el ultimo momento. Comieron, bebieron, seleccionaron cosas para llevar y cuando percibieron ruidos -debido a que la familia se despertó- huyeron.

Segun los relatos de la mujer, ella no se percato de la presencia de los delincuentes hasta que ingresaron a su habitacion. Confundida y medio dormida penso que era su hijo, pero tras llamarlo por su nombre se dio cuenta de que no era asi.

No logró ver de quienes se trataba. Los hombres salieron del cuarto, recogieron un televisor y una bici, rompieron el vidrio de una ventana y huyeron. La policia llego al lugar minutos despues, pero ya era tarde.

En la requiza se encontraron con que habia un monton de objetos dispuestos para ser robados. Lo que indica que de no haber entrado a la pieza y despertado a la mujer, habrian desvalijado la casa.

Sinismo puro el de los ladrones, ya que se cambiaron la vestimenta completa y se pusieron ropa del hijo de la mujer, quien expresó: “se cambiaron boxers, bermudas, remeras y zapatillas. Se vistieron de Lucas”.

Ademas, dejaron un gran desastre en el quincho de la casa, tras comer, beber y hasta defecar en el piso. La familia no entiende la tranquilidad de los hombres, al ingresar viendo a la mascota alli, un perro rottweiler: “tenes que ser muy osado para entrar con el perro alli. El miedo no me lo quita nadie”.

El personal policial, como tambien la familia, suponen que animal fue drogado, debido a que no impidio el ingreso de los ladrones, ni advirtió al respecto. 




Comentarios