Continuando con la instancia de juicio por el asesinato de Juan Almeida de 84 años, ocurrido en 2015 en Bernardo de Irigoyen, la Defensa de Julio Veloso (29) solicitó la nulidad de un elemento de prueba y también el sobreseimiento de su defendido.


El Dr. Rodrigo Torres Muruat explicó que lo ocurrido en la primera jornada de debate abrió la posibilidad de presentar, previo al inicio de la segunda jornada de testimoniales, el planteo de nulidad de los reconocimientos que se hicieron en una motosierra implicada en el hecho y que hasta el día de hoy no fue hallada.

El planteo se sustenta en que “estamos hablando de una prueba esencial. Es el único elemento que ligaría a mi defendido con el presunto robo. Más allá de discutir la responsabilidad de él en el hecho, estamos hablando de que la prueba por la que se le acusa no existe, no está”.

El letrado alegó además que se han detectado irregularidades durante la instrucción y añadió que durante sus años de trabajo “es la primera vez que me pasa algo así en un juicio”. El Tribunal, en tanto, pasó a un cuarto intermedio hasta hoy miércoles cuando se dé a conocer la respuesta sobre dicho planteo.

De no hacerse lugar, se continuará con los alegatos y probablemente le continúe la sentencia. Al respecto, Torres Muruat indicó que pretende recurrir a una instancia superior.

Fuente: Norte Misionero





Comentarios