Llamaron al 911 y al llegar, el bebé ya había nacido. Los policías se encargaron de cortarle el cordón umbilical.


Este viernes 26, alrededor de las 16 horas, llamaron al 911 desde el barrio Esperanza y todo indicaba que sería un hecho de rutina. La emergencia en este caso fue que una mujer estaba por dar a luz y solicitaban la presencia de una ambulancia.

Policías parteros

La proximidad del patrullero policial los llevó inmediatamente hasta el lugar, el móvil policial C-339 conducido por el sargento Daniel Miño y acompañado por el agente Alejandro Pelozo se dirigieron al domicilio.

Al ingresar al inmueble, se encontraron con María de los Ángeles Monzón de 38 años, quien ya tenía en brazos a un varón nacido hace escasos minutos. Por lo que los funcionarios policiales solicitaron la presencia del servicio de emergencia 107 con urgencia mientras intentaban asistir a la reciente madre.

Mientras esperaban, los efectivos asistieron en la urgencia realizando un nudo al cordón umbilical en la parte materna y otro más cercano al bebé. Además cobijaron al recién nacido con una manta para mantenerlo en un buen estado y temperatura para cuando llegara el servicio de emergencias.

Policías asistieron a una embarazada

Desde la llegada de los efectivos policiales el bebé demostró encontrarse en muy buen estado de salud, luego esto fue ratificado en el nosocomio correspondiente.

Luego de 30 minutos, los trasladaron a ambos al Hospital Vidal Sector Maternidad, para realizar los controles de rutina.-





Comentarios