Lucas Gaitán Molina tiene 8 años y desde hace 5 pelea contra la enfermedad. Este jueves llegó con su mamá a Córdoba para el tratamiento y les robaron en la Terminal. Piden ayuda para recuperarlo. 


Hace unos días contamos la historia de lucha de Lucas Ezequiel Gaitán Molina, “Meme”, un niño de 8 años que desde hace cinco pelea contra el cáncer.

El pequeño vive en La Rioja con su mamá, Jamila, y este jueves arribó a Córdoba para un tratamiento oncológico en el Hospital de Niños que demandará, como mínimo, seis meses. En cuanto pisaron suelo cordobés, les robaron.

“Después de cinco años de remisión vinimos a Cordoba a control y nos dimos con que tiene recaída, por lo que hubo que comenzar un nuevo protocolo de tratamiento. El 25 de marzo está previsto que comience el primer bloque de quimios”, contó en su momento Jamila a Vía Córdoba.

Esta joven mamá pelea por conseguir las drogas para el tratamiento de su hijo: si bien la obra social las cubre, hay una de ellas (muy importante) que está en falta, y no se sabe cuándo estará accesible nuevamente. 

“Necesitamos sí o sí la droga. Se comercializa bajo el nombre ONCASPAR (pegarpasgasa 3750 U) X 2 envases“, rogó Jamila, y pidió ayuda a cualquiera “que tenga contactos con droguerías, aduana, en el exterior”

Dura llegada. El arribo a Córdoba no fue fácil: apenas descendieron en la Terminal de Ómnibus, este jueves, un delincuente les abrió la mochila y robó el celular donde Jamila tiene fotos de su hijo desde bebé y toda la información y contactos para la búsqueda de la droga para el tratamiento.

“Acabamos de llega a Córdoba y me robaron en la terminal (6:30 am). Se llevaron mi celular y el de ‘Meme’ que le acaba de regalar mi papá para poder pasar los días de internación”, contó Jamila en redes sociales.

Necesito encontrarlos, ¿cómo hago? En el mío está toda la vida de mi ‘Meme’ en la tarjeta de memoria y TODOS LOS CONTACTOS POR LO DE LA BÚSQUEDA DE LA DROGA PARA QUE PUEDA INICIAR EL NUEVO TRATAMIENTO Y LOS DEMÁS TRAMITES QUE VENIMOS HACIENDO“, se lamentó. 

“Tengo la esperanza de poder encontrarlos, alguna forma debe haber”, rogó.

Jamila relató que “fueron varios” los damnificados, y que los guardias “saben quién es, pero dijeron que no pueden hacer nada“. 

Este mediodía está previsto que la llamen desde la obra social para comunicarle novedades de la búsqueda de la droga. “Me voy a tener que ir personalmente a la obra social, porque el único contacto telefónico que tienen es el mío“, se resignó. 






Comentarios