El delantero de la T fue muy crítico con el árbitro del partido al que acusó de "provocar". Pidió disculpas a sus compañeros y la hinchada. El texto completo.


Talleres estaba jugando uno de los peores partidos en el torneo de la Superliga este domingo, ante Tigre y en la búsqueda de tres puntos claves para intentar asegurarse la presencia en las Copas internacionales.

Cuando estaba 3 a 0 abajo, en el segundo tiempo y apuraba a su rival para tratar de descontar, en una misma jugada le expulsaron a Navarro y Sebastián Palacios.

El primero, por una fuerte falta y doble amarilla, el segundo (el que más llamó la atención) por una protesta subida de tono.

Lo cierto es que este lunes, el Tucu utilizó la red social Instagram para dar a conocer a los hinchas los motivos que lo llevaron a tan enérgica protesta contra el árbitro Fernando Espinoza.

“Hay algo que no voy a soportar nunca y es la falta de respeto, lo del domingo no fue solo una calentura por la expulsión de un compañero, me cansé de escuchar a lo largo del partido provocaciones por parte del árbitro y uno es humano y llega un momento en el que reacciona”, dice en parte del posteo.

Y luego, le pide perdón a los hinchas y a sus compañeros. 

“Les pido perdón a los hinchas, a mis compañeros y al cuerpo técnico porque vine a jugar y ahora me va a tocar quedarme afuera, pero ojalá esto sirva para reflexionar y también sean sancionadas esas cosas porque nosotros no podemos estar jugando y escuchando que nos subestime e insulte un árbitro”, finalizó.






Comentarios