Al uruguayo  Leodán González le reprocharon lo permisivo que fue con Palestino. Y un penal a Dayro...


En el último minuto, Julián Fernández se fue expulsado por una mano dudosa. El volante argentino de Palestino estaba gratis en la cancha, porque debió ver la roja muchos antes.

Es que el árbitro uruguayo Leodán González mostró un flojo desempeño y fue muy permisivo con los jugadores del equipo chileno, en la que fue la eliminación de Talleres en Copa Libertadores. Y un agarrón a Dayro Moreno en el área en el segundo tiempo.

También debería haber expulsado al otro volante argentino Agustín Farías en el primer tiempo. En cambio, el juez condicionó a Pablo Guiñazú con la amarilla.

Se pareció en mucho al arbitraje de Roddy Zambrano en el Morumbí, cuando Talleres dejó afuera a San Pablo y cuando expulsó solamente a Everton, en un partido violento.






Comentarios