Se lució el ex Instituto en una bomba de Brunetta. El partido en Tucumán merecía goles.


Se iba el partido en Tucumán, y era increíble que terminara en cero. En la última para Belgrano, escapó el ingresado Juan Brunetta mano a mano.

Y su disparo, que buscaba red, fue desviado al corner por Jorge Carranza. La atajada de la noche la del Loco.

Su colega César Rigamonti, también tuvo trabajo, como en un tiro libre del Tino Costa.






Comentarios