Desde dos horas antes del inicio del partido los 3.000 cordobeses se hacen escuchar. 


Los 3.000 hinchas de Talleres que devoraron kilómetros impulsados por la ilusión, se hacen escuchar en el gigantesco estadio Morumbí.

A las 20.30 arranca el partido de vuelta con el San Pablo, en que la T quiere sacar pasaje a la siguiente fase, donde ya espera Palestino de Chile.

Bajo la lluvia, los hinchas Albiazules elevaron sus cánticos mientras los “torcedores” del Tricolor van llegando al estadio, envueltos en la tradiconal pirotécnia. 

Muchos cordobeses se quedaron afuera por no conseguir boletos. Pero el acompañamiento Albiazul en el estadio es impactante. 






Comentarios