Aprobaron la nueva Ley de Seguridad Pública y Ciudadana de Córdoba



Este plan se asentará en la participación ciudadana a través de los Consejos Barriales, espacios de resolución de conflictos y problemas relativos a la seguridad del barrio.

La Legislatura de Córdoba aprobó la nueva ley de Seguridad Pública y Ciudadana, cuyo programa multidisciplinario buscará “mejorar la relación entre la ciudadanía y la Policía” para combatir la “inseguridad” en esa provincia. Este plan se asentará en la participación ciudadana a través de los Consejos Barriales, espacios de resolución de conflictos y problemas relativos a la seguridad del barrio. Los Consejos serán coordinados por un promotor que será el nexo con las distintas áreas de Gobierno y también se intensificarán los programas de alerta barrial y comunitaria.

“Tenemos que lograr que la lucha contra la inseguridad no sea sólo un problema del Gobierno, sino que tratemos de involucrar a la sociedad en su conjunto”, aseguró el legislador de Unión por Córdoba, Julián López.

Para el abogado, “involucrar a la sociedad significa darle los instrumentos para que pueda trabajar con el Estado y se pretende lograrlo mediante los Consejos Barriales y el Consejo Provincial de Seguridad Ciudadana”.

Los objetivos de la flamante Ley provincial serán mejorar la relación entre la ciudadanía y la Policía, profundizar la cohesión social de los barrios, potenciar la iniciativa ciudadana para elaborar proyectos y tener un diagnóstico preciso, permanente y evaluable sobre la problemática de la inseguridad.

Además, la Policía Barrial actuará con el nuevo sistema de cuadrantes, que reordenará y reorientará la actividad de patrullaje tornándolo más efectivo.

El Plan Provincial de Gestión Territorial por Cuadrantes está diseñado por el Ministerio de Seguridad con la finalidad de construir una cultura de convivencia ciudadana mediante el direccionamiento estratégico del servicio policial y de las acciones del Estado.

Por último, el legislador López aseguró que se está realizando una profunda capacitación de la Policía con el objetivo de que sea una Fuerza preventiva y proactiva y “para que acompañe a los vecinos y tenga un conocimiento total del territorio donde desempeñan sus funciones, que esté para servir y ayudar a todos los ciudadanos”.