El juvenil de la "Gloria" convirtió su segundo gol en el club de Alta Córdoba. 


Lo tenía atragantado, ese grito de gol que a pesar de ser el segundo se hizo esperar. Tanto como el tiempo que Mateo Klimowicz debió aguardar en el banco de suplentes o fuera de la lista de concentrados cuando Darío Franco era el técnico. 

Ahora con Diego Cagna en el banco del conjunto de Alta Córdoba, a Mateo se le dio la oportunidad y no la desperdició. El delantero de la “Gloria” convirtió su segundo gol en Instituto.

A los 43 minutos del primer tiempo cuando parecía que esa mitad terminaba 0-0, el hijo del “Granadero” puso el 1-0 parcial que le da la victoria.

Mirá el video: 






Comentarios