Fue herida en barrio Ciudad Evita. Deberá hacer rehabilitación durante un año, porque le cuesta caminar.


Brisa, la joven de 15 años que sufrió el impacto de una bala perdida en su cabeza en barrio Ciudad Evita, recibió el alta médica este viernes en el Hospital San Roque.

Deberá hacer rehabilitación por un año ya que muestra problemas para caminar. Neurológicamente está bien, a pesar de la bala alojada en su cabeza.

“Yo estaba parada en la esquina y de la nada me pegaron el tiro. Dicen los médicos que al ser tan fuerte el impacto no sentí nada”, explicó Brisa en Canal 10.

El 27 de enero próximo la joven cumplirá 16 años, sueña con volver a caminar y ver a su ídolo Damián Córdoba.​






Comentarios