Con el sello de un 10. Puso en el ángulo lo que significó el triunfo de la T sobre San Lorenzo. Otra figura fue Guido Herrera.


Con la picardía de los pibes, Gonzalo Maroni explicó porque decidió probar de media distancia en lo que fue el golazo para el triunfo de Talleres sobre San Lorenzo.

“En mi casa me cagan a pedos para que patee más al arco”, resumió el 10 Albiazul con desenfado.

El gol con la calidad de Maroni y las atajadas de Guido Herrera fueron las claves para que Talleres ganara por primera vez como visitante ante el Cuervo. Y el arquero lo destacó.






Comentarios