Según la denuncia, eso les habría dicho el sacerdote de La Playosa a los familiares cuando le fueron a pedir explicaciones. Interviene la Diócesis. 


Alto escándalo sacude a La Playosa, localidad del sureste de la provincia de Córdoba, luego de que el fin de semana el cura se negó a que velaran en la iglesia a un hombre de la localidad que acababa de fallecer por una enfermedad terminal.

El velorio de Miguel Lione, un hombre reconocido en La Playosa, derivó en un conflicto que asombra a los vecinos, algunos de los cuales serán recibidos este martes en la Diócesis de Villa María para tratar lo ocurrido.

Todo sucedió el domingo, cuando el sacerdote de la iglesia Santa Teresa de Jesús, Pablo Alfonso, se habría negado a abrirles la puerta para despedir a Lione, quien era católico y bautizado.

“Tuvo una actitud soberbia. Fue una falta de respeto”, contó en Villa María Vivo una familiar de Lione, de nombre Jorgelina. Siempre según la versión de los asistentes al velorio, cuando le fueron a pedir explicaciones al cura, éste les manifestó: “La Iglesia no es un adorno, para qué quieren pasarlo si nunca venía a misa. Tampoco fue tan buen cristiano. Esto no es un teatro”.

La intendenta de La Playosa, Gabriela Nicolino, se comunicó con la Diócesis de Villa María, que la autorizó a ingresar únicamente a ella en la iglesia de La Playosa a leer pasajes de la Biblia. “(el cura Alfonso) Escondió hasta el agua bendita. Fue un momento muy angustiante, de bronca de toda la comunidad”, relató la mujer.

La familia de Lione fue citada a la Diócesis este martes para contar lo sucedido. Adelantaron que pedirán el traslado del cura





Comentarios