El "Pirata" jugó el segundo tiempo con uno menos, por expulsión de Gil Romer, y sin Matías Suárez, quien salió lesionado. Quedó en descenso directo. 


Belgrano no levanta cabeza en la Superliga y cayó por 1-0 ante Vélez, en Liniers. El “Pirata” tuvo que aguantar todo el segundo tiempo con un jugador menos por la expulsión de Gastón Gil Romero. Quedó en descenso directo. 

Belgrano la pasaba mal ante Vélez en Liniers y aguantaba. Pero a los 22 minutos del segundo tiempo, luego de una gran jugada colectiva, Brian Cufré marcó el 1-0 parcial con un bombazo que se clavó en el ángulo del arco defendido por César Rigamonti. 

El primer tiempo se vio un Belgrano que intentó aguantar y salir de contra. En ningún momento llegó a inquietar al arquero Alexander Domínguez, mientras que Rigamonti debió sacar a relucir sus reflejos para evitar al caída de su arco. ​

Para colmo de males, mientras más precionaba y se acercaba el Fortín, el conjunto dirigido por Diego Osella se quedó con uno menos por la expulsión de Gastón Gil Romero, quien jugaba por la expulsión de Maxi Lugo, ante Banfield. ​

El volante central del Pirata llegó tarde a cortar una pelota y terminó golpeando con dureza a Robertone.​ El árbitro del encuentro, Pablo Dóvalo, consideró que era para amarilla y como Gil Romero ya había sido amonestado, vio la roja. 

A eso se le sumó que minutos más tarde Matías Suárez se tiró al piso e hizo el gesto de “no va más”. Por lesión debió salir reemplazado por Adrián Balboa.​

El segundo tiempo no empezó de la mejor forma. El Pirata, ya con uno menos, salió más convencido que antes a aguantar el partido. ​

Vélez se le vino con todo y en pocos minutos ocasionó dos jugadas de real peligro. Una terminó en gol, pero ​Dóvalo cobró falta para Belgrano porque el delantero del Fortín cargó en el aire a Rigamonti que perdió la pelota y terminó en el interior de su arco.

Belgrano comenzó a sentir el jugador de menos y Vélez supo aprovechar la ocasión. En 22 minutos del segundo tiempo, armó una gran jugada colectiva que terminó Brian Cufré con un fuerte remate que dejó sin respuestas a César Rigamonti.

El “Pirata” jugó con más esfuerzo que juego e incluso llegó a tener una chance para empatarlo sobre el final del partido, pero no pudo. Ahora, los dirigidos por Diego Osella reciben a Gimnasia, en el Gigante de Alberdi, el próximo viernes a las 19. 





Comentarios