Ganaba 1-0 con gol de Jonás Aguirre y en el último minuto de partido se lo empataron con una increíble jugada. 


Luego de tres derrotas consecutivas, Belgrano empató 1-1 con Banfield en el Gigante de Alberdi. El Pirata ganaba 1-0, pero se lo empataron en el último minuto del partido con una increíble jugada. 

El conjunto Celeste no jugaba bien y era sobrepasado por el Taladro que creaba la mayor cantidad de situaciones. Pero a los 45 minutos, sobre el final del primer tiempo, Jonás Aguirre convirtió el gol que le daba la victoria parcial. 

La jugada previa al gol fue de una de las figuras de la cancha, Maximiliano Lugo quien recuperó y condujo el ataque, habilitó a Matías Suárez y este puso un centro quirúrgico para que Aguirre ponga arriba al Pirata. 

En el primer tiempo Lugo había sido el autor de otra de las jugadas de peligro para Belgrano, pero el arquero Arboleda se encargó de taparle el grito de gol. 

En el segundo tiempo Belgrano intentó controlar la pelota y buscó cortar los caminos de un Banfield que seguía creando situaciones y agigantando la figura de Césa Rigamonti.

Pero el arquero arruinó todo ese buen trabajo en el último minuto. Habían pasado los cuatro minutos adicionados cuando Rigamonti retuvo la pelota más de seis segundos, el árbitro cobró falta, Darío Cvitanich se apuró, la tocó para un compañero y Julián Carranza fue el encargado de poner el empate final. 

Los malos resultados habían afuera del cargo a Lucas Bernardi, y para Osella el principal objetivo es sacar al equipo de la zona de descenso.

No quedaba tiempo para más y Belgrano terminó llevándose un punto de local ante un duro rival. Todos los jugadores le protestaron al árbitro excepto Rigamonti. 

La próxima fecha el Pirata deberá visitar a Vélez en el estadio José Amalfitani, el próximo domingo 28 a las 15.30. 


En esta nota:

Deportes




Comentarios