El cordobés consiguió su primera victoria en el Mundial de Resistencia. 


El cordobés José María ‘Pechito’ López (Toyota Gazoo Racing) festejó este domingo su primera victoria en el Mundial de Resistencia (WEC) al ganar, junto a sus compañeros el japonés Kamui Kobayashi y el ingles Mike Conway, las Seis Horas de Fuji, en Japón.

En una entrevista con la Agencia EFE que tuvo lugar este domingo en el citado circuito japonés, nada más ganar la carrera y justo antes de volar a España, donde probará, en Valencia, su nuevo coche con el que disputará el campeonato de la Fórmula E, el piloto de Río Tercero (Córdoba) explicó cómo se siente tras este triunfo y cómo vivió el final de la prueba desde el garaje del equipo.

Acaba de lograr una victoria importantísima. ¿Cómo se sintió en pista y cómo se siente ahora?

Estoy feliz. Ha sido un fin de semana especial para nosotros, por varios motivos: primero, porque veníamos de una desclasificación; y segundo, porque hubo cambios muy fuertes en el reglamento, que constantemente tenemos que lidiar con ellos.

¿Cómo afrontaron todos esos cambios, los de la llamada “Equivalencia de Tecnología” (EoT), que lastraron a los dominantes Toyota?

Creo que sobreponerse a esto, como equipo, fue muy importante. Y sobre todo acá, al frente de toda esta gente que hace posible este proyecto.

Del lado de nuestro auto, además, tenemos que competir con nuestro auto hermano, que voy a decir, el de Fernando Alonso, Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima, que son unos pilotos excepcionales, a los que es muy difícil batir. Otras veces hemos estado muy cerca, como en Spa o Silverstone; y siempre faltaba un poquito u otro. Pero creo esta vez ha sido al revés.

Salieron octavos, por la sanción del sábado. Mayor motivo de alegría también, ¿no?

Sí, después de la decepción de ayer hoy se nos dio todo a nosotros, hoy salimos a flote. Nos encontramos con un auto fantástico que nos dieron nuestros ingenieros y todo el equipo, que trabajó muy bien para esto.

Ésta era, después de Le Mans, la prueba más importante del calendario para su equipo, que corría en el circuito de su propiedad. ¿Realza esto aún más su triunfo, ante el otro Toyota?

Esto es así (ríe). Nosotros sabemos que muchas veces la diferencia también es el auto. Y que esto es totalmente diferente a una carrera sprint, aquí también dependes de cómo se sientan también tus compañeros. Hay que lidiar con carreras de muchas horas, que pueden ir cambiando, por un ‘safety car’ u otras cosas.

Primero quiero felicitarlos a ellos (al español Fernando Alonso, el suizo Sebastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima, líderes del Mundial), porque están haciendo un año increíble. Es un privilegio y un placer poder compartir equipo con ellos, poder compartir el día a día y conocerlos más como personas. A Fernando, sobre todo. Nos reímos mucho, compartimos muchas cosas… y a uno le toca lo lindo, que es conocer a la persona en sí. Eso no tiene precio.

Y eso te lo da el “Endurance”. Hay rivalidad, pero se disfruta mucho del compañerismo, de las cenas; de compartir jodas, bromas, de jugar a la ‘play station’… es lo lindo de todo esto. Y esperemos poder seguir mucho tiempo así.

Usted tuvo una gran actuación. Entregó el coche con mucha ventaja (a Kobayashi). ¿Sufrió, no obstante, desde el garaje, cuando ya no dependían las cosas de usted? ¿Pasó muchos nervios?

– (ríe) Esto va un poco de un lado para otro. Como ayer, cuando recibí la penalización, por mi exceso de velocidad: si hubiese estado corriendo solo, no hubiese sido tan duro. Cuando uno sabe que perjudica a un equipo, a unos compañeros que han trabajado tanto, es muy difícil de digerir.

A la vez, cuando estás en el auto es una cosa; y cuando estás fuera también sufres mucho más. He aprendido a confiar mucho en mis dos compañeros, que lo que han hecho hoy también fue excepcional, como lo que llevan haciendo todo el año.

La verdad que me siento más cómodo cuando estoy afuera que adentro, muchas veces. Pero fueron los treinta minutos más largos de mi carrera. Fueron largos, pero se dio. Y ahora estoy muy contento.

¿Ahora toca fiesta?

– (ríe) Me tengo que ir muy deprisa a Valencia para las pruebas de la Fórmula E (con Dragon), así que quedarán para después los festejos, no vaya a ser que pierda el avión.






Comentarios