Responde a quienes cuestionan su accionar durante el presunto delito del que habría sido víctima en la zona del estadio Kempes.


La joven que denunció un abuso en la zona del estadio Kempes publicó este sábado una suerte de carta abierta en su perfil de Instagram, donde responde a quienes cuestionan su accionar durante el presunto delito del que fuera víctima.

“En los últimos días leí a mucha ente preguntar por qué no grité, por qué no corrí, por qué no hice algo. Mucha gente diciendo que era todo rato, mujeres diciendo ‘si a mí me hubiese pasado’. Porque claro, no les pasó. A mí me pasó, yo no grité y quizás gracias a eso es que hoy puedo escribir esto, yo no corrí y quizás gracias a eso es que puedo abrazar a mi mamá el domingo en su día”, expresó la joven en una historia de Instagram.

En dos imágenes donde se puede leer un texto escrito desde la crudeza del relato, la joven cuyo nombre no se revela mientras el hecho es objeto de investigación, da a entender que el no haber gritado es lo que quizás le salvó la vida.

“Pero quieren saber algo, a todos ustedes que se preguntan por qué no lo hice, yo también me lo pregunto, todos los días, todas las horas, cada minuto que pasa me pregunto por qué no grité. Cuando duermo tengo pesadillas y tengo sueño. Todos empiezan en el mismo lugar, en ese colectivo. La única diferencia entre el sueño y la pesadilla es que grito”, expresa.

En la pesadilla no hago nada, en la pesadilla me baja del colectivo, en la pesadilla me lleva al río y me viola, en la pesadilla me arrebatan el alma. En el sueño, grito, en el sueño no me despierto después , en el sueño después del grito no hay nada, no hay río, no hay violación, no hay nada. Pero tampoco está mi mamá en el sueño, tampoco la puedo abrazar a mi mamá en el sueño. Porque grité”, continúa.

“Así que si quieren seguir hablando de por qué hice o dejé de hacer algo, si quieren seguir opinando de un tema tan delicado como una violación. Nadie se los va a impedir. Pero sepan que no les pasó, sepan ustedes los hombres que dicen que las mujeres si las tocan extraños tienen que gritar, que nosotras LAS MUJERES venimos gritando hace años y que nadie nos escucha, que gritamos todas juntas en cada marcha y que aún así a mi nadie me vio”.

“Sepan ustedes que las mujeres que opinan diciendo ‘si me hubiese pasado’, que no les pasó y que quizás no les pasó, porque yo NO GRITÉ. Porque no grité y ahora estoy acá peleando por ustedes. Porque a mí ya me arrebataron todo, entonces si estoy hablando con los medios. Si estoy contando lo que me pasó, es por ustedes a las que NO les pasó, para que a ustedes no les arrebate nadie nada”.




Comentarios