Fue 3 a 0 para el Matador. Pero, el pueblo Celeste no se fue y se quedó para alentar a sus jugadores. Los de la T, puro festejo.


Tras el final del partido, y luego de Rapallini señalara el centro del campo de juego, se terminó una nueva edición del Clásico entre Talleres y Belgrano en el estadio Mario Alberto Kempes.

Y fue para la T, para que sus hinchas deliren en las tribunas y festejen durante toda la semana, además de cargar a sus eternos rivales.

Los hinchas de Belgrano, se quedaron para alentar a sus jugadores, a pesar de la dura derrota 3 a 0 ante los Albiazules.




Comentarios