En sus distintos ciclos en Belgrano, cantó victorias en partidos para el recuerdo. Conoce a los dos DT por ser de la escuela rosarina. Y vaticinó el resultado para este domingo. 


El del 2001 con gol de Sebastián Brusco. El de 2005, con doblete de Mariano Campodónico, el día en que reasumió en Belgrano como DT. El del año siguiente, otra vez cantando victoria por el gol del delantero (lo retó por la seña obscena a los hinchas de Talleres), y encaminado rumbo al ascenso en Primera…

Los clásicos que más recuerda Carlos Ramacciotti, ex DT de Belgrano y en la antesala de un nuevo duelo. “Con Talleres no perdí ni una práctica”, se ufanó.

“Me tocó dirigir clásicos en La Plata, en Rosario, en Tucumán. El de Rosario es bravísimo, y el de Córdoba el que se vive de manera distinta, porque florece antes en la semana, y tarda más en apagarse en las cargadas, por la picardía de los hinchas. No podés ir al bar durante un mes. Más ahora que se vuelve a jugar con las dos hinchadas”, destacó Ramacciotti.

Sobre cómo llegan para este domingo, observó: “A Belgrano lo notó con una marcha más, como acelerado. Y con lagunas. Le pasó en el debut con San Martín y en el último con Huracán, por momentos”.

“Lo que más me gusta es la confianza que ganó César Rigamonti, a quien conozco porque fui yo quien lo dejó en el club. Y con los arqueros no fallo. Y me gusta si se vuelve a armar la dupla de ataque con Matías Suárez y (Leonardo) Sequeira), porque juegan a una velocidad distinta”, se entusiasmó.

Los dos técnicos actuales, Lucas Bernardi en Belgrano y Juan Pablo Vojvoda, son de su escuela, la rosarina. “Los conozco, y a sus ayudantes de campo también porque dirigí a Jorge Priotti y a Gastón Liendo en Belgrano. En el caso de Bernardi, confía ciegamente en los sistemas e intenta imponer un estilo. Y Juan Pablo trabaja muy bien con los pibes. Le está costando el recambio que hubo en Talleres”, detalló.

Hablando de conocidos, dejó un elogio soberbio para Pablo Guiñazú. “Es un ejemplo y no me sorprende. Un líder, como lo era Juan Carlos (Olave), con otro tipo de personalidad. El Cholo es como un lente de aumento: hace ver más grandes a sus compañeros”.

A la hora de dar un pronóstico para el domingo, tampoco anduvo con vueltas. “Mi deseo es que gane Belgrano, pero es un empate clavado. Pueden jugar diez días seguido y lo mismo empatan”.




Comentarios