Nahuel Sancho (17) fue apuñalado por un desconocido en un quiosco del centro de Córdoba, en octubre pasado. Agonizó 38 días. 


Hace casi un año, Nahuel Sancho, un adolescente de 17 años, tomaba una cerveza en Maipú al 300, pleno centro de la ciudad de Córdoba, cuando fue víctima de un ataque inexplicable: un desconocido lo apuñaló múltiples veces porque se negó a darle su botella de cerveza.

Sancho agonizó 38 días en el Hospital de Urgencias. Murió producto de las heridas en el estómago.

El agresor, Ernesto Daniel Agüero, fue atrapado por un policía que presenció el ataque. Este jueves fue sentenciado en la Cámara Tercera del Crimen a 16 años de prisión por el asesinato del adolescente.

“La condena fue el mismo día de inicio del debate. El veredicto, con jurados populares, fue unánime por ‘homicidio simple’. Fue una pena muy alta en consideración del mínimo de la carátula, aunque lógicamente no hay pena que pueda dar satisfacción a la familia de la víctima“, explicó el fiscal Marcelo Hidalgo.

Fiscal Marcelo Hidalgo.

Sobre el crimen, Hidalgo apuntó que el asesino estaba bajo los efectos de estupefacientes

Según la causa, esa madrugada Agüero entró alterado en el quiosco y trató de arrebatar un vino, pero el propietario lo echó a empujones. El acusado se quedó en la puerta del negocio y vio a Sancho, quien tomaba una cerveza chica comprada minutos antes.

Agüero lo “apretó” para que le diera la cerveza, pero Sancho no quiso. Ante esto, Agüero se agachó, tomó una punta metálica que había en el suelo y se abalanzó sobre el joven, apuñalándolo varias veces. Sancho logró correr unos metros, pero cayó malherido.

Murió 38 días después en el Hospital de Urgencias. 




Comentarios