Estaba realizando un control en una vivienda luego de detener a dos hombres. 


Un agente de la Policía de Córdoba terminó gravemente herido este sábado luego de detener a dos hombres y realizar un control en una vivienda.

Todo comenzó cuando personal policial logró aprehender a dos sujetos de 25 y 30 años en calle Río Carcarañá al 1400 de barrio Altamira.

En ese momento, uno de los agentes realizaba un chequeo en los techos y, por circunstancias que se tratan de establecer, cayó al suelo. Como consecuencia, resultó con un traumatismo de cráneo, siendo asistido y trasladado al policlínico policial.

Aún así, en el procedimiento se secuestró una máquina de cortar pelo, una notebook, un celular y un caño. Elementos que habían sustraído de una vivienda del sector, tras dañar una reja.




Comentarios