Será una prueba piloto de la Justicia. Se activará cuando el agresor esté a 1.500 metros de la víctima.


El Tribunal Superior de Justicia autorizó a los jueces del fuero Violencia Familiar a disponer el uso de tobilleras para los acusados por violencia de género.

Se trata de una prueba piloto. El dispositivo emitirá una señal de advertencia a la víctima y a la central de monitoreo de la Policía cuando quien lo porta esté a 1.500 de la víctima.

Ésta última deberá llevar consigo un dispositivo similar a un celular para entrecruzar las coordenadas con la tobillera.

El Tribunal Superior de Justicia aclaró que la tobillera no reemplazará el uso del botón antipánico que se otorga a las víctimas de violencia de género que hayan sufrido agresiones graves.


En esta nota:

Violencia de género


Comentarios