Contó que en su patio aparecen muñecos con formas de mujer llenos de agujas, sangre de animal y tierra del cementerio. 


Éramos pocos… y parió la abuela.

Una pensionada de 67 años se presentó en la Departamental de Villa María y denunció ser objeto de “magia negra” por un vecino, y que esos “actos” la desestabilizan emocionalmente y la sumergen en un estado depresivo.

La denunciante fue enviada a la Auditoría General de Villa María para una audiencia de conciliación con su vecino, quien  al parecer hace de la parapsicología un culto, consignó Villa María Ya.

“No sé qué vamos hacer. Buscaremos a alguien para que le practique un exorcismo”, ironizó un empleado de Alicia Peressutti, la auditoria general de Villa María.

La denunciante recolectó algunas “pruebas” en una bolsa y las llevó a la Policía como muestra de lo que le ocurre. Según su denuncia, en su casa siente olores fuertes de incienso, aparecen muñecos con formas de mujer llenos de agujas en el patio de su casa, sangre de animal e incluso en la vereda halló tierra (según unas amigas, podría ser del cementerio) con manchas de aceite y sal formando una cruz pequeña.

También dijo que a veces siente que alguien respira cerca suyo en su casa, pese a que vive sola

¡Ojalá en la audiencia haya fumata blanca y acuerdo de paz!






Comentarios