El pueblo está conmocionado por la noticia. Los acusados son mayores de edad y hay al menos tres chicos de 16 como víctimas.


Por estas horas, la localidad de Hernando está conmocionada con una novedad policial y judicial surgida desde un campo ubicado en la zona rural en ese sector de la provincia.

Es que hasta allí se movilizó la Policía, luego de recibir una denuncia, para detener a tres personas, a las que les secuestraron armas, drogas y otras pruebas que comprobarían que se realizaron eventos sexuales denominados “fiestas negras”.

Lo más grave es que tres menores de 16 años habrían sido víctimas de los organizadores. Al menos una de ellas habría sido violada y también les habrían obligado a consumir los estupefacientes.

El caso salió a la luz luego de que la mamá de una de las menores le viera el labio lastimado de su hija y terminó descubriendo la presunta violación en una sesión de sexo grupal.

Sergio Cócolo, de 39 años, fue detenido por el hecho, está acusado de abuso sexual con acceso carnal.

También su hijo Federico, de 19, y Diana Dasilva, de 18 (que son pareja y tienen un bebé), fueron imputados como partícipes necesarios.

La causa está a cargo de Alejandro Carballo, fiscal de Río Tercero, de acuerdo con lo que publica este martes La Voz.

“La madre de una de las menores que participó en estas reuniones lo hizo saber a la fiscalía. Fue un procedimiento bastante importante, se logró no solamente la detención de estas personas sino que también se secuestraron armas y drogas“, dijo el funcionario.

 De los allanamientos para obtener pruebas claves participaron la Policía, con equipos de canes, y la Fuerza Policial Antinarcotráfico.




Comentarios