Ocurrió cuando el fiscal federal se dirigía a reunirse con el cura Mariano Oberlín. Le sustrajeron la camioneta, que ya fue hallada abandonada. 


El fiscal federal Enrique Senestrari fue abordado este miércoles por delincuentes que, a punta de pistola, le robaron la camioneta y el teléfono celular.

Ocurrió a la altura del puente Monteagudo de barrio Müller, cuando el funcionario se dirigía a reunirse con el cura Mariano Oberlin, quien lleva una intensa actividad social en la zona.

Senestrari no resultó herido. La camioneta fue hallada abandonada en la bajada San José y pasaje Los Carolinos. Faltaban la computadora y el celular del fiscal, informó La Voz del Interior.

Hay tres sospechosos demorados. 




Comentarios