Ocurrió el domingo pasado, en ese sector de la ciudad. Una madre y su hijo resultaron heridos de bala.


Un violento asalto que ocurrió el domingo pasado en barrio General Paz recién trascendió este martes cuando la Policía lo dio a conocer en el parte oficial, luego de que trascendieran detalles del hecho en Mitre 810.

En el robo, una mujer y su hijo de 20 años fueron baleados por los delincuentes luego de que ingresaran a su domicilio y les robaran los celulares y otras pertenencias.

El hecho ocurrió en una vivienda ubicada en calle Oncativo al 1600, cerca del Hospital Italiano.

Uno de los asaltantes portaba un arma de fuego y, tras una serie de disparos, uno de los ocupantes de la casa, un joven de 20 años, terminó baleado en el abdomen y su madre, de 48, herida en la zona del tórax.

En diálogo con Mitre 810, otro de los hijos de la mujer relató que tuvo que arrastrar a su mamá hasta el Hospital Italiano, que está a pocas cuadras de su domicilio.

“Mi mamá y mi hermano estaban en la cocina tomando un mate. Con los gritos, salgo de la pieza y, ni bien salgo, mi mamá y mi hermano ya habían salido de la cocina y ahí hacen el primer disparo a ellos”, señaló Maico al programa Aquí Petete.

“Le dan a mi mamá debajo de la clavícula, por la zona del corazón arriba. Salgo, los veo, no lo podía creer. Me tiro al medio, como para que me tiraran a mí, porque justo había visto que habían disparado“, agregó.

En ese momento, según su relato, intenta abalanzarse y aparece en la secuencia su padre y, en segundos, los ladrones “‘tiraron’ como cinco tiros” sin que lo hirieran “no sé de cómo”.

“Los vi de espaldas corriendo, me vuelvo corriendo y estaba en shock. Y a mi mamá la veo en el piso que se estaba desangrando, porque era un baño de sangre”, mencionó y añadió que no conocían a los asaltantes.

“Los vi de frente porque me puse al frente pero estaba la luz apagada, como que yo solamente vi los destellos de un arma”, describió y agregó que, como pudo, arrastró a su madre hasta el centro de salud antes mencionado

“Como pude, lo vi a mi hermano parado, y me decía que le dolía. Y mi mamá se estaba muriendo en el piso. Como pude, la arrastré a la calle y en la calle gritando pidiendo ayuda, que alguien me ayudara, hice una cuadra, donde tengo el Hospital Italiano y, ahí nomás, cayó mi papá en el auto con mi hermano”, afirmó.

La mujer y su hijo fueron luego trasladados al Hospital Tránsito Cáceres y actualmente ella pasó a una sala común pero el joven sigue internado en terapia intensiva y consciente.

De acuerdo con lo informado por el director de ese hospital, el joven está “compensado” y evolucionando en su estado de salud.

“Han pasado sólo 48 horas del hecho y se necesita más tiempo para hacer una evaluación completa de cuáles serán los pasos a seguir de ahora en más”, remarcó.





Comentarios