De los últimos ocho, la Gloria ganó ocho. Paternidad y fiesta en Alta Córdoba, con el 92-89 sobre el Griego. Un partidazo, que en lo dos primeros cuartos finalizó empatado.


Un clásico con todas las letras. Instituto y Atenas se trenzaron una vez más en un partido que no dio respiro hasta el final, y la Gloria volvió a cantar victoria: se impuso 92 a 89 en un Sandrín colmado y encadenó su octavo triunfo consecutivo en los últimos choques entre sí. 

Dwayne Davis fue determinante para el ganador y se impuso en el duelo de goleadores ante Donald Sims, con  28 puntos y  cuatro asistencias, contra 17 puntos y tres asistencias del base de Atenas  

Entre los pivotes, Sam Clancy también marcó supremacía ante Jerome Meyinsse, con 13 rebotes y 11 puntos en su haber.

El encuentro fue tremendamente disputado, en los dos primeros cuartos finalizó igualado (en 25 y en 44), y recién en el tercero el dueño de casa logró quebrar la paridad. Pero al final el Griego se puso a tiro y el cierre fue dramático. Un clásico para el recuerdo.

La previa del clásico liguero.

Los dos llegan en un buen momento. Instituto con una sorprendente racha, la de haberle ganado a Atenas los últimos siete partidos disputados. Y el Griego dispuesto a cortar esa seguidilla con el peso de su camiseta y su historia. Se enfrentan este domingo a las 21 en el Ángel Sandrín, por Liga Nacional.

Con ambos en los puestos de avanzada, Atenas en el cuarto lugar (14 triunfos y siete derrotas) y la Gloria en el quinto (15 y nueve), promesa de partidazo en Alta Córdoba.

El local viene de un triunfo por demás cómodo ante Salta Basket (97-62) y su localía es muy fuerte, con seis triunfos sucesivos y apenas dos derrotas.

En Atenas, que llegará al derbi con plantel completo, hará su presentación el alero jamaiquino Weyinmi Rose, quien se sumó para ocupar la plaza vacante que había dejado Darington Hobson.





Comentarios