Fue una de las figuras ante Atlético Tucumán y es de los mejores en este 2018. El zaguero convirtió por primera vez en 45 partidos. "Teníamos que ganar y lo hicimos. Ahora, a esperar que Boca pierda puntos", afirmó.


Para un defensor, destacarse del resto del equipo siempre cuesta un poco más que a un volante o a un delantero. En el triunfazo de la noche del viernes de Talleres sobre Atlético Tucumán, Carlos Quintana tuvo ese plus y sobresalió.

No sólo por cumplir su trabajo de impedir que le conviertan sino porque fue a buscar “su” gol y lo consiguió. Fue el 2-1 con el que el albiazul empezó a dar vuelta la historia ante el equipo de Ricardo Zielinski.

“Fue el primer gol en Talleres en forma oficial y estoy contento porque, principalmente, sirvió para ganar en un momento difícil porque estábamos empatando y se dio”, confesó el zaguero.

Su gol fue el primero en 45 partidos con la albiazul: “Cuando le pega Aldo (Araujo) dije que iba a ir para ver si quedaba algún rebote y le salió el tiro para donde estaba yo. Metí el pie y por suerte entró”.

Antes del empate parcial que había marcado Junior Arias, el defensor ex Patronato de Paraná había salvado a Talleres junto con Guido Herrera de lo que iba a ser el 0-2 para los tucumanos. Literalmente, el grandote puso la cara. “Me dolió porque me pegó en la cara, mal. Y cuando pude reaccionar me dí valor. Me dio de lleno en la trucha, je. Estuve un poco mareado pero valió la pena”, rescató.

El gran presente del Pelado coincide con el del equipo. Talleres se mantiene escolta de Boca, el puntero de la Superliga Argentina. La filosofía que baja desde el técnico Frank Kudelka es disfrutar el momento sin pensar en lo que puede pasar con los rivales en la tabla.

Quintana coincidió: “Tratamos de mantener la filosofía del técnico. Pero obviamente también vamos a estar pendientes de que Boca ojalá pierda algunos puntos. Estamos con la tranquilidad de haber hecho lo que teníamos que hacer que es ganar. Así que hay que disfrutar los momentos buenos porque no se viven todos los días”.

Además, el defensor elogió a la hinchada albiazul que, con su aliento, ayudó al equipo a dar vueltas un partido bravo como el del viernes pasado ante Atlético Tucumán: “El aliento fue fundamental. Ellos sentían que nosotros estábamos levantando, que lo podíamos ganar y todo un conjunto de cosas que hizo que vayamos para adelante, saquemos las fuerzas de adentro de cada uno y dar vuelta el partido”.

Y cerró opinando de la ilusión que vive todo Talleres por el gran momento del equipo: “Estamos para seguir sumando. Sabemos que el objetivo principal es tratar de llegar al partido contra Boca con la menor cantidad de puntos de diferencia. Eso es fundamental. Y después se verá qué es lo que puede pasar. Nosotros estamos para sacar estos seis puntos en los partidos de local”.


En esta nota:

Deportes Súperliga Talleres



Comentarios