La T enfrenta al Atlético Tucumán de Zielinski, y si gana se pone a cinco del líder que Boca, que este sábado recibe a Tigre.


En una calurosa noche, en el Kempes, la T se enfrenta al difícil Atlético Tucumán para achicar la distancia con Boca, el puntero del torneo, a cinco puntos.

El sueño es grande. El calor también. Pero, en fútbol, el factor climático importa poco. Los hinchas de Talleres, que desafiando a la temperatura y al cada vez más difícil tráfico automotor cada vez que se juegan partidos en el Kempes, quieren seguir con la mieles de esta edición de la Superliga donde están ya acostumbrados a verse entre los protagonistas.

Hoy, en el Kempes, el equipo a vencer es Atlético Tucumán. Que no será fácil porque, al ser dirigido por Ricardo Zielinski, ex DT de Belgrano, no le hará tan fácil el juego a los cordobeses.

Si bien la distancia con Boca, el puntero del torneo, es de ocho puntos, la ilusión de pelear hasta el último sigue intacta. Y la T tiene con qué. Lo que antes era sorpresivo por la novedad de codearse con los equipos del círculo superior del fútbol argentino, ya va siendo algo que los fanas albiazules, lo sienten como una realidad.

Y el equipo, que puede jugar mejor algún partido que otro, le corresponden esa ilusión a los hinchas con buenos resultados. Invictos en el 2018, con cuatro victorias y dos empates, el equipo dirigido por Frank Kudelka se posiciona como el segundo mejor de esta Superliga donde Boca parece cortarse solo. Pero la T le dará pelea y esta noche, si le gana al Decano tucumano por la 19na fecha de la Superliga, quedará a cinco puntos.

Y, como el sueño es mayor que cualquier factor, los hinchas se animan a subirse a ese carro esperando que el equipo de sus amores se mantenga cerca de la punta.


En esta nota:

Deportes Súperliga Talleres



Comentarios