El dato surge de las denuncias por violencia familiar realizadas en el Poder Judicial. 40 mil expedientes en un año.


Nuevas estadísticas del Poder Judicial de Córdoba indican que la violencia intrafamiliar no deja de crecer, y que la mitad de los violentos consume alcohol y un tercio, drogas.

Desde el 1° de septiembre de 2015 hasta el 31 de agosto de este año se formularon en la provincia un total de 39.226 denuncias de violencia familiar.

De estas,18.249 fueron presentadas en la ciudad de Córdoba (46,52 por ciento), mientras que 20.977, en el interior provincial (53,48).

Además, de acuerdo con las denuncias, el 13 por ciento de las personas denunciadas posee armas de fuego; el 34,4 por ciento consume drogas y el 52,8 por ciento, alcohol.

El 39 por ciento de las víctimas tiene entre 25 y 40 años: ese el el grupo mayoritario de denunciantes. Y también el principal grupo de victmarios: el 50 por ciento de los denunciados está en esa franja.

Mientras que el 72 por ciento de los agresores convive con la víctima. Y en el 62 po rciento de los casos, con los hijos.




Comentarios