Sospechan que se hicieron fosas para ocultar delitos con cremaciones y cadáveres.


Funcionarios judiciales examinaban este miércoles  distintos sectores del cementerio San Vicente para comprobar en el lugar si existen dos fosas comunes presuntamente utilizadas para encubrir delitos, como publicó el diario La Voz.

La investigación de ese diario señaló que las fosas se habrían creado para ocultar pruebas de diversas irregularidades ocurridas en el lugar, luego de una primera denuncia judicial sobre cremaciones de cadáveres ilegales.

Los enterramientos tendrían unos 12 metros de largo, tres de ancho y hasta cuatro de profundidad. En la primera de ellas, más cercana a los hornos crematorios, habrían sido enterrados casi todos los cadáveres.

En la otra, en la parte exterior del portón, siempre según los denunciantes, habrían sido arrojados seis cadáveres, huesos, y las cenizas de otros 100 cuerpos y de sus ataúdes, quemados en el mismo patio.


En esta nota:

Corrupción


Comentarios