La Justicia ordenó pericias forenses para saber si fue un crimen o un suicidio lo ocurrido la semana pasada en una casa de avenida Colón. 


El fiscal Rubén Caro aguarda pericias forenses para tratar de arrojar luz sobre el hallazgo del cuerpo de una mujer en su casa de barrio Alto Alberdi, el jueves pasado.

Miriam Vera, una abogada jubilada, fue encontrada sin vida en el baño de su casa de avenida Colón al 2.600. Tenía un cuchillo clavado en el cuello. La vivienda estaba cerrada y no había signos de desorden, lo que hacía dudar de la posibilidad de que alguien hubiera ingresado.

“Es un cuadro extraño. Es inusual que alguien se quite la vida clavándose un cuchillo”, pero no lo podemos descartar hasta tanto estén los resultados”, se mostró prudente el fiscal ante la consulta de este diario.

Los primeros informes confirmaban que la mujer murió por la herida en el cuello, y que no tenía otras lesiones que hicieran pensar la presencia de otra persona.

Sin embargo, no puede descartarse hasta tanto no estén los resultados finales de la Policía Judicial.

Otro dato llamativo es que en el patio de la casa estaba muerto el perro de la mujer. Ante esto se ordenó una autopsia de veterinarios para determinar si fue algo natural o un envenenamiento. 





Comentarios