Se cumplirán cuatro años de la desaparición, en Traslasierra, de Marisol Reartes y su pequeña Luz. El padre de la nena le dedicó una carta. 


El 2 de febrero de 2013, Marisol Reartes (18) y su pequeña hija Luz Morena fueron vistas por última vez en una parada de colectivos en la localidad de Los Pozos, en Traslasierra. Al parecer, se dirigían a Los Hornillos, otra localidad pegada. Nunca llegaron, y su caso se convirtió en uno de los mayores enigmas policiales de la región.

Hipótesis hay varias, y abarcan desde una desaparición voluntaria hasta un homicidio cometido por un hombre con frondosos antecedentes. Pese a los allanamientos y excavaciones, la Justicia no halló pistas.

Hasta hoy, cualquiera que transite por las pintorescas localidades del Valle verá carteles con las fotos de Marisol y su hija, y un teléfono para aportar información.

Quien no dejó nunca de buscarlas es el padre de la niña, Damián Oliva. El hombre, aprovechando el cumpleaños 6 de su hija, y próximo a cumplirse cuatro años de la desaparición, le dedicó un sentido homenaje con una carta difundida por Traslasierra Noticias.

“Feliz cumple Morenita linda; qué difícil que se me hace escribirte con este nudo en la garganta que hace que mis manos tiemblen. Mil cosas vienen a mi mente cada día desde aquel dos de febrero que ya no supe más de vos.

“Adonde quieras que hoy estés, sólo puedo desearte desde lejos que seas muy feliz y que estés bien; y por sobre todo decirte que nunca olvides que existe alguien que te busca incansablemente y que nunca dejará de hacerlo hasta llegar a vos.

“Son 1460 los días que ya pasaron pero mi fe y mi esperanza siguen intactas como él primer día; en especial hoy que cumplís seis añitos. More, no sabes cuánta gente te está esperando: tus abuelos, tus tíos primos y hasta un pequeño hermanito que sin conocerte habla de vos y que seguro desea tanto como yo poder verte, tocarte y jugar con vos.

“Bueno pequeñita mía, este 18 de enero como cada uno de los que ya pasaron, significa mucho para mí, porque aunque el alma se me rompa en mil pedazos por no tenerte acá a mi lado, siempre recordaré cada uno de tus cumpleaños. TE AMO y te amaré siempre. Papá”.




Comentarios