El diseñador de zapatos insiste en que el nombre del comercio cordobés afecta a su marca. Iba a visitar Córdoba y lo canceló.


El diseñador de zapatos Ricky Sarkany habló sobre la polémica con una carnicería local que se llama SanKarny, un juego de palabras y tipografía muy parecidos al de su marca, e insistió en su reclamo.

“Entiendo el humor cordobés y la alegría, no tengo nada contra los cordobeses, al contrario. Pero esto es otra cosa. Andar con el trencito de la alegría lleno de chicos no te autoriza a manejar en contramano o cruzar en rojo”, expresó Sarkany.

La polémica saltó cuando se hizo conocido el reclamo del diseñador al comercio SanKarny, propiedad de Gabriel Mainero, un comerciante cordobés.

“Yo no lo hice un juicio a este señor, nada que ver. Pasó simplemente que la agencia que hizo el registro de mi marca y se ocupa de vigilar que no sea lesionada y se respete la ley lo detectó y le envió una citación para una mediación. En esa reunión se le explica que lo que hace es indebido, causa daño y debe ser rectificado. Está muy lejos de un juicio”, dijo Sarkany a Musa, el sitio de moda de referencia en Córdoba,.

Durante la polémica, Sarkany estaba de viaje en Barcelona por la apertura de un local de su marca en España. “Me entraban llamadas, mensajes, gente que me preguntaba qué pasa con el carnicero. Imaginate, uno haciendo un esfuerzo para difundir Sarkany y la gente googleando y dándose con todo esto”, lamentó. 

Y acusó recibo de algunas críticas: “Vi hasta notas que me acusaban de copiar zapatos. ¡Hago 300 modelos cada año, llevo más de nueve mil diseñados!”.




Comentarios