Villa El Libertador: puesteros salen a defender el trabajo en la feria



Vendedores ambulantes se reunieron para pedir conexiones de electricidad. Son más de 500 puestos. 

Por Verónica Suppo.

Más de 500 puestos y unas 10 mil personas que pasan todos los fines de semana por la plaza 12 de Octubre, de Villa El Libertador, fueron la razón por lo que este lunes se reunieron los vendedores ambulantes para reclamar ser reconocidos como puesteros y contar con el servicio de conexiones eléctricas, a través del pago de una tarifa social.

Empujados por la necesidad, por tener un puesto o una manta con productos para vender, en esta oportunidad quienes integran la tradicional feria de Villa El Libertador se reunieron, después de que la Policía Barrial actuara días atrás y denunciara la cantidad de conexiones clandestinas al alumbrado público.

Advertidos de esta situación e imposibilitados para trabajar, los dueños de los carros de comidas y vendedores ambulantes se organizaron y pidieron a la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec), a las autoridades barriales y a las del CPC que pretenden abonar el servicio de alumbrado para seguir trabajando.

“Somos más de 500 puestos, familias enteras que vivimos de esto. Pedimos pagar una tarifa social, si tenemos que ser monotributistas sociales, lo haremos porque nosotros queremos seguir trabajando. Soy madre dos hijos, vivimos del carro. Y el día que nos cortaron todo, la luz, me amargué, pero ahora estamos unidos porque es nuestro trabajo”, dijo a Día a Día Ángeles Monserrat, quien comenzó vendiendo en el centro de la plaza y hoy alquila un carro que comercializa hamburguesas.

Aldo Ortega, presidente del Centro Vecinal de Villa El Libertador, recibió el planteo de los puesteros y tomó también contacto con Epec y las autoridades municipales para transmitir el mensaje de los vendedores: el reclamo para tener luz y pagar por el servicio. “Estoy viendo qué solución se le puede dar a esta gente… los puesteros se reúnen esta tarde para hablar en busca de una solución”, dijo Ortega. 

En la reunión, los vendedores intercambiaron ideas y acordaron la realización desde esta semana de un censo sobre la cantidad de vendedores. Además, junto con las autoridades del CPC que concurrieron a la plaza, intentaron llegar a un principio de diálogo.

La idea que viene trabajando el municipio en estas ferias barriales es que se despeje el espacio verde y los que puesteros ocupen sólo los costados de las plazas.