La repitencia creció en primaria y secundaria en Córdoba



En 2016 se quedaron de curso 33.266 estudiantes. En primaria, el índice subió.

Los índices de repitencia aumentaron en Córdoba, según datos oficiales difundidos este lunes por el Ministerio de Educación provincial, un día después de las elecciones legislativas.

La gran sorpresa fue el incremento del índice en primaria, nivel que venía registrando mejoras desde 2014. Los dos argumentos principales utilizados por la Provincia para fundamentar esta suba fueron – entre otros– la falta de formación especializada de los maestros primarios y la sectorización de la secundaria, que fue pensada “para unos pocos”.

Según datos oficiales, 33.266 estudiantes se quedaron de curso el año pasado (y se computan como repitentes en 2017). El mayor porcentaje se dio en secundaria, donde fracasaron 26.599 jóvenes (2.445 más que el año anterior). En ese nivel, el índice de repitentes fue el más alto de los últimos tres años (7,7 por ciento en 2015, 7,6 por ciento en 2016 y 8,2 en 2017).

La mayor proporción se dio en escuelas estatales, con el 11,5 por ciento contra el 3,1 por ciento de las privadas.

El segundo año fue el más problemático de las públicas, donde se quedó de curso el 16,7 por ciento de la matrícula. Educación reconoció la brecha entre las dos gestiones y explicó que los índices de retención de alumnos no promovidos son mayores en las escuelas públicas (70 por ciento, en relación con el 35 por ciento de las privadas).

“La suba de la repitencia se mantiene en el tiempo y muestra los desafíos de un nivel secundario que fue pensado para unos pocos”, indicó en diálogo con este diario la secretaria de Educación, Delia Provinciali.

Sorpresa. Tampoco este lunes hubo buenas noticias para la primaria.Toda una novedad. El dos por ciento de la matrícula se quedó de grado, el índice más alto de los últimos cuatro años. El aumento de repitentes en este nivel se dio incluso a pesar de la Unidad Pedagógica. La iniciativa, que impide quedarse de curso a los alumnos de primer grado, no alcanzó para bajar los índices.

En números absolutos, fueron 6.667 los niños repitentes, 1.747 chicos más que el año anterior. Una vez más, el índice fue mayor en las instituciones estatales (2,5 por ciento contra el 0,5 por ciento de las privadas). Aunque cabe recordar que la oferta pública tiene mayor presencia en zonas vulnerables de la ciudad de Córdoba y del interior provincial. “Claro que nos preocupa y estamos trabajando para revertirlo, dijo Provinciali.

Para Educación, la principal falencia se encuentra en la formación de los docentes del segundo ciclo. “Existe una tensión histórica entre el perfil generalista que recibe el maestro de grado, con la especializada que se necesita de cuatro a sexto grado, donde se debe trabajar por áreas”, finalizó.