Girolami, en Suecia: viviendo para el automovilismo



Las horas de Bebu en el país escandinavo, donde como piloto oficial de Volvo se prepara para las últimas tres fechas del Mundial de Autos de Turismo (WTCC).

Mariano Iannaccone

Se lo escucha de muy buen ánimo. Nos comunicamos telefónicamente. Nestor Girolami (28 años) está en Gotemburgo, la segunda ciudad más importante de Suecia, después de Estocolmo, la capital. Está a 12.500 kilómetros de su tierra natal, Isla Verde, con todo lo que eso significa.

Inmerso en una cultura muy particular y en un clima muy distinto y riguroso debido a la proximidad con el Polo norte, Bebu se prepara para la última parte de la temporada del Campeonato Mundial de Autos de Turismo (WTCC), una de las categorías de máximo estamento de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y que el próximo fin de semana concretará la antepenúltima fecha en el circuito de Motegi, Japón. Su equipo es el Polestar Cyan Racing, empresa de desarrollo tecnológico que pertenece desde 2015 al Grupo Volvo y cuyo objetivo es llevar lo experimentado en el automovilismo deportivo a los coches de calle producidos en serie por la compañía sueca.

“Constantemente, trabajamos con ingenieros, de datos, de carreras. Hacemos muchos reportes tras cada competencia. Para mí, en lo personal, es una experiencia riquísima, que siempre aprovecharé, donde corra”, nos dice Bebu, que se comunica con los suecos en inglés y acaba de almorzar en el comedor de la empresa “meatballs”, típico plato de aquel país nórdico; unas albóndigas a las que se les suele poner salsa. ¡Yo las prefiero sin nada, ja!, nos acota.

De 9 a 17, Bebu está en la sede del equipo, un edificio de 6 mil metros cuadrados, en el que, entre otras tareas, cumple con intensas pruebas de simulador. “Es un coche de carreras, que está colocado sobre una plataforma. Es magnífico”, nos describe. Durante el resto del día y mientras se aproxima el siempre duro invierno escandinavo, complementa su actividad de piloto profesional con entrenamiento físico en gimnasio. A full. Pero el martes pasado, se hizo el tiempo para alentar en la cancha a su amigo Leonardo Mayer, en el partido que el correntino jugó por la primera ronda del ATP de Estocolmo, ante el local y ganador del encuentro Elias Ymer, una joven promesa.

EN LA PISTA. Bebu viene de ganar la carrera principal de China, donde el WTCC concretó bajo un aguacero la séptima fecha. Después de que el bonaerense Esteban Guerrieri (con quien mantiene una muy buena relación), dominara la prueba de apertura, el cordobés alcanzó su primera victoria en la categoría mundialista. “La verdad es que el equipo encaró un trabajo bárbaro para recuperar la competitividad de mi coche. En la previa, hicimos un shakedown (ensayo con el mismo coche con el que se correrá), en un circuito corto entre Shangai y Ningbo, donde dejamos todo listo y en muy buena forma. Pensé que íbamos a andar bien, ¡pero no tan bien!”, confiesa. Tras cuatro carreras (Hungría, Alemania, Portugal y Argentina) sin poder lucirse por distintas circunstancias y aguantando tanto en Vila Real como en Termas una vibración en el coche que le hacía perder grip o adherencia, en el nuevo autódromo de Ningbo, Bebu fue más rápido que todos en la prueba de clasificación.

“Mi última pole había sido a fines de 2015, en el Súper TC2000”, recuerda el cordobés, a quien su esposa, también cordobesa, acompaña constantemente en esta etapa mundialista a tiempo completo. A falta de las carreras de Japón, Macao (19/11) y Qatar (1º/12), su equipo es líder en el certamen de Constructores, gracias al trabajo de los tres pilotos, el sueco Thed Björk, el holandés Nicky Catsburg y él. Björk es el nuevo puntero en el torneo de Pilotos. “Ahora, el objetivo es que alcancemos los dos campeonatos. De mi parte, como siempre, haré todo para intentar estar lo más adelante posible”, cierra Bebu, siempre optimista.

Para 2018.  Dependiendo del futuro del WTCC, algo en definición, Bebu podría alternar el año que viene su programa europeo con el de una categoría argentina. “Sería el Súper TC2000”, adelanta. ¿Un equipo? “Muy probablemente Peugeot”. Bebu fue bicampeón con el León (2015 y 2016).