Le achacaron el gol de Mitre y contra Estudiantes mantuvo el arco en cero por segunda vez en el torneo. Asumió que el balance no es el esperado.


Para César Rigamonti era una prueba, y respondió con arco en cero. Al empate con sabor a derrota frente a Mitre se lo cargaron en el debe, por su mala respuesta en el gol de los santiagueños, y el arquero debía repuntar en la última presentación del año, contra Estudiantes en Caseros.

“No fue una semana linda, pero me siento fuerte”, asumió el arquero tras el empate y ante los micrófonos de Radio Sucesos.

“El balance no es el esperado, la idea era estar en el lote de arriba. Ahora hay que pensar en lo que viene, sumar todo lo que se pueda en seis meses y alcanzar los objetivos​”, apuntó.

Sobre el empate con Estudiantes, con muy poco para destacar, analizó: “Abusamos del pelotazo para Pablo (Vegetti), que debió luchar contra dos zagueros muy duros. Tenemos jugadores como para intentar un juego más asociado y que la pelota llegue más limpia”.

El arquero Celeste sólo había cumplió con la tarea de cerrar con llave en el triunfo por 1 a 0 sobre Barracas Central en Alberdi.




Comentarios