Apunta a un triunfo en Puerto Madryn y a un "paso a paso" para arrimarse a los puestos del Reducido por el ascenso. Juega Rigamonti y mantiene la duda: Noir o Techera.


“El objetivo es ganar el próximo partido y reposicionarnos en el torneo. Sería bueno terminar cerca del cuarto en fin de año”.

Textual de Julio Constantín, entrenador de Belgrano, de cara al final de este tramo de la Primera Nacional y de un 2019 para el olvido en Alberdi.

La mira está puesta en sumar de a tres en la visita de este domingo a Brown de Puerto Madryn, en busca de su primer triunfo al frente del equipo (hasta aquí, sumó tres empates).

Y acortar distancias con Estudiantes de Caseros, hoy por hoy el cuarto en la tabla, y el último que entra al Reducido por el segundo ascenso a Superliga.

“Son muy aguerridos. No varia mucho su esquema de visitante o de local. Nosotros estamos tratando de ser pacientes y manejar la pelota“, anticipó Constantín sobre la visita a Brown, que tiene un punto más en la tabla”.

En cuanto a la formación, todavía debe decidirse por un puesto y confirmó que César Rigamonti superó una molestía y será de la partida. “Rigamonti va a jugar. La única duda es Noir o Techera. Los dos están muy bien”.




Comentarios