El empate de Belgrano ante Chicago fue en una lucida maniobra entre el santiagueño y Luján. Pero al Celeste le sirvió de poco.


Como viene ocurriendo en Alberdi, Belgrano empezó perdiendo y con la impaciencia a flor de piel en las tribunas.

Nueva Chicago, que está último en la Zona 1 de la Primera Nacional y no ganó en el torneo, se puso arriba por el penal de Arnaldo Pitu González, y el Gigante volvió a ser una olla de presión con el “qué se vayan todos” bajando de los cuatro costados.

Por suerte para el Pirata, reaccionó a tiempo. Cuatro minutos después de encendió Nahuel Luján y Leo Sequeira definió por arriba de la salida de Agustín Silva.

Un gol de buena factura, que no le sirve de mucho a Belgrano porque, más allá de mantener el invicto como local, lleva seis fechas sin triunfos.




Comentarios